Capitulo 1 - Un Nuevo Comienzo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 1 - Un Nuevo Comienzo

Mensaje  Blair Waldorf el Mar Nov 24, 2009 2:46 am

Temporada 2
Capitulo 1
Un Nuevo Comienzo


Sakura P.O.V.

Me encontraba sorprendida, deje caer el brownie de mi boca, lo que me acababa de decir Hinata me había tomado con la guardia baja.

- ¿Sakura? – me llamo Hinata
- ¿Si? – pregunte todavía un poco sorprendida.
- ¿Que debo hacer? – soltó al final
- ¿Estas segura de estar embarazada? – pregunte con los ojos abiertos, esperando que esto solo fuera un sueño.
- Me retrase por 2 semanas, aunque no me he hecho la prueba – confeso Hinata.
- Debemos comprarte una prueba – casi grite mientras agarraba mi chamarra y las llaves del auto. – pero, ¿Quién es el padre? ¿Kiba o Gaara?
- No lose, pero hay dos personas con las que tuve relaciones mus seguidas. – confeso Hinata
- ¡¿QUIEN?! – Grite esperando mi respuesta
- Gaara y… ahmmm… - comenzó a hablar- Naruto

Cuando Hinata pronuncio ese nombre mi corazón se congelo, aunque el y yo ya habíamos terminado hace un tiempo seguía sintiendo un cariño hacia el, y cuando Hinata lo nombro tengo que admitir que comencé a sentir Celos.

- ¿Sakura? – volvió a llamarme. – Estas enojada
- No, Lo más importante ahora es saber si vas a tener un hijo – dije honestamente.

Salimos de mi casa lo más rápido posible y nos dirigimos hacia una farmacia, al bajar del auto entre a la tienda y compre unas pocas pruebas, cuando Hinata y yo salimos de allí nos dirigimos hacia mi casa.
Al llegar observe a Sasuke esperando en el porche enseguida de su lujoso auto, se veía tan apuesto, pero aun así Hinata tenia cara de espanto.

- Sakura… - susurro Hinata mientras yo guardaba las pruebas en mi bolsa
- Ten déjala en mi cuarto y ya sabes que hacer – le dije con claridad y ella solo asintió.
- Sakura! – me saludo Sasuke mientras caminaba hacia mi.
- Sasuke, ¿que haces aquí? – pregunte confundida.
- Quería verte – confeso mientras me daba un beso fugaz
- Vamos hay que entra – dije preocupada de que alguien nos viera.

Gracias a Dios mi madre se encontraba trabajando en ese momento, al entrar fuimos a la cocina y prendimos la pequeña tele que mi madre había instalado ahí, para no hacer ruido cuando nos estuviéramos besando y Hinata bajara.
En el momento en que voltee a ver a Sasuke el se lanzo sobre mi y me subió a la mesa para comenzar a besarme con necesidad, no podíamos separar los labios el uno del otro, sentía como sus manos gozaba mientras tocaban todo mi cuerpo y yo soltaba silenciosos gemidos mientras me agarraba de su musculosa espalda.
No me di cuenta el momento en el se había quitado la camisa y me había dejado en prendas intimas hasta que llego Hinata.

- Lo siento… - dijo Hinata completamente roja, y como reacción Sasuke se había separado de mí.
- No es problema… - mentí mientras me ponía mi blusa y los pantalones.
- Ejemm, será mejor que me vaya – dijo apenado Sasuke mientras se abrochaba la camisa

Iba a comenzar a alegar cuando algo llamo mi atención un reportaje importante que estaban pasando en la televisión, todos volteamos a verla puesto que se trataba de esta ciudad.

- Buenas Tardes – comenzó a hablar la reportera.- Tenemos una señal de alerta en todo Konoha un asesino anda suelto, porque no vamos con Takuma para que nos de un reportaje cercano de la escena del crimen.

En ese instante salio un anuncio pequeño que decía que alejaran a los pequeños y personas sensibles puesto que serian unas imágenes fuertes.

- Gracias, Agatha – dijo Takuma mientras veía a la cámara. – En una bóveda cercana a la industria de fertilizantes hemos encontrado un cadáver de una joven, aquí están las imágenes.

Al decir esto paso unas imágenes terribles, era una rubia con la cara completamente borrado, solo era su carne viva la que se encontraba a la superficie, su cuerpo se encontraba bañado en sangre y sus piernas rotas, al ver eso quise girar mi cara para no ver, gracias a Dios estaba Sasuke conmigo, el me abrazo mientras veíamos aquellas imágenes.

- Hemos hecho estudios acerca de quien es esa persona – comento Takuma – Hoy a las 8:00 a.m. hemos recibido la llamada de una persona desaparecida el ADN del cabello de la victima ha concordado con el de la persona desaparecida, Por lo cual tenemos que decir que la persona que ha sido asesinada es la señorita Ino Yamanaka de 17 años de edad, El cuerpo puerto fue encontrado hoy a las 10:00 a.m. y su desaparición…

No podía escuchar más, sentía como lagrimas silenciosas salían por mis ojos, gire mi cabeza para mirar a Sasuke el cual se veía igual o peor que yo, Apoye mi cabeza en su pecho y comencé a sollozar, mis sollozos fueron respaldados por los de Hinata, la cual se encontraba junto a nosotros, no recuerdo el momento en el que deje de llorar, no recuerdo cuando fue Sasuke, no podía mirarlo a los ojos, no después de lo sucedido, lo único que recuerdo es haberme quedado dormida.

Fin Sakura P.O.V.

Ino P.O.V.

Desperté un poco mareada y confundida, mire por la ventanilla y el avión se encontraba aterrizando en New York, alfil después de 8 años podría volver a ver a mi madre, cuando la copiloto anuncio que podíamos bajar del avión, lo primero que hice fue estirarme y dejar mi mente en blanco puesto sabia que si volvía a pensar en lo sucedido de seguro ya no aguantaría más y me desmoronaría.

- Gracias – agradecía a un señor el cual me ayudo a bajar como todo un caballero de aquellas espinadas escaleras.

Camine hacia dentro del aeropuerto y me senté a esperar mis maletas, saque mi espejo de bolsillo y me mire, me veía completamente asquerosa, tenia el rimel corrido y mi cara parecía la de una drogada, los ojos rojos y mi pelo quemada, de seguro todos me veían y pensaban que estaba loca.
En el momento en el cual mis maletas estuvieron en mis manos, comencé a vagar por los pasillos para encontrar la salida, estaba segura de que ya había recorrido todo el edificio cuando vi un letrero que decía Salida, si siquiera siendo la misma niña positiva de antes de seguro me hubiera reído de mi misma, pero ya anda de eso iba a pasar.
Cuando Salí de aquel lugar comencé a pedir un taxi, lamentablemente no había ninguno, me senté sobre mis maletas y comencé a esperar.

- Hola – escuche una voz femenina a mi costado.
- Hola – Salude amablemente pero al mismo tiempo algo ruda.
- Tienes el pelo horrible – dijo mientras reía.
- Lose – dije volteando mi cara y pensando que ya se había marchado.
- Vienes de Rehabilitación – pregunto la misma chica.
- No
- Pareciera que vienes de ahí, sabes yo estaba allí, hoy Salí.
- Me alegro – dije con sarcasmo.
- Oye estupida, no puedes tratar a la gente así – grito enfurecida – yo solo trato de ser amable, lo cual poca veces hago.
- Lo siento, es solo que… - comencé pero las lágrimas volvieron a brotar.
- Ya veo… - susurro – sabes, es muy difícil conseguir un taxi, que te parece si te llevo, mi chofer esta por llegar.
- Gracias, pero no creo.
- Vamos, solo dime a donde vas.
- No tengo Idea… solo se que voy a la Residencia de Eleanor Yamanaka.
- Entonces vas a un penthouse en al quinta avenida, esta cerca de el lugar al que me dirigió.
- Esta bien – me rendí.
- Por cierto – comenzó a hablar la pelirroja – mi nombre es Tatako Miyamoto.
- Mucho gusto yo soy, Ino Yamanaka – dije extendiendo mi mano para darnos un apretón.

Tatako me llevo hacia el penthouse de mi madre, era hermoso, al llegar me abrió una mucama de estatura mediana baja un poco obesa y sus ojos eran azules.

- Señora Eleanor, la buscan – comento la mucama con un acento extraño
- ¿Si?, Ya voy – escuche la voz de mi madre, segundos después pude observar a mi madre, seguía siendo igual de hermosa, corrí a abrazarla mientras lagrimas silenciosas salían de mis ojos. – Ino…
- Oh, madre… - susurre mientras ella me consolaba.

Ya han pasado dos semanas desde que llegue a New York, Tatako me visitaba todos los días contándome lo asombrosa que era su escuela, mi madre me había registrado en esa misma escuela, tengo que aceptar que mi madre ya no era la misma que antes, ahora solo se preocupaba por ella, también tengo que aceptar que he subido bastante de peso, antes pesaba 43,3kg y ahora peso 62,1kg.

- A mi me decían que tenia un cuerpazo y mira a mi hija es toda una cerda… - decía mi madre por enésima vez mientras hablaba con sus invitados, todo el tiempo se la pasaba diciendo eso, ya no la aguantaba.
- Deja que diga lo que quiera, las madres siempre quieren competir contra nosotras – me consoló Tatako las dos semanas.

Cuando entre a la asombrosa escuela de la cual Tatako me hablaba todos me miraban con cara de asco puesto que todas eran delgadazas y yo era una cerda en comparación, podía escuchar los murmullos en contra de mí a mí alrededor, Tatako se pasaba diciéndome que no les hiciera caso, que eran unas superficiales al igual que ella.

- Peor mira lo que el avión trajo… - escuche una voz masculina. – dos conejitas a la escuela
- Vete al demonio Rocky – dijo Tatako
- Deacuerdo, pero te vas conmigo, Cariño – dijo con voz seductora.
- Déjala en paz – la defendí dándole una cachetada.
- Vamos – me dijo Tatako mientras llevaba hacia afuera. – Gracias.
- No es problema… - susurre mientras sonreía.
- Ese Rocky es todo un problema, aunque es muy guapo. – confeso mientras tocaba con su dedo índice su labio.
- Oh, por favor – dije riendo, pero al girar mi cara vi a una chica, que era hermosa, todos la veían pero ella parecía ser tímida y al mismo tiempo asustada. - ¿Quién es ella?
- Ella es Sora Takenouchi, es hermosa y muy timada, pero algo malo le sucedía a ella el año pasado – confeso Tatako mientras agachaba la cabeza – Ella antes era una Nerd, se la pasaba en la biblioteca y un estupido le quito su virginidad por una estupida apuesta, ella pensó que ese estupido la amaba y cambio su imagen, pero al final descubrió la verdad, desde entonces no confía mucho en los chicos.
- Pobre – susurre mientras recordaba lo que me había sucedido a mí.

Todo ha pasado tan rápido, Tatako y yo nos acercamos un día a Sora y comenzamos a ser amigas, una amistad muy buena, Rocky era muy molesto, pero era cierto que era guapo, se la pasaba acompañado de un chico más guapo que el a mi gusto, tenia el pelo rubio castaño y sus ojos eran verdes, estaba bronceado lo cual hacia que sus ojos resaltaran más, su nombre era Nate Armstrong por lo que me había enterado.
Con el tiempo me fui cansando de las criticas de mi madre y comencé a vomitar cada vez que comía, estaba enferme tengo que aceptarlo Bulimia nerviosa, con el paso del tiempo me di cuenta de que ya era demasiado delgada, pero ya no podía detener mi bulimia pesaba 41,5kg menos que el año pasado, ahora que estaba delgada todos me miraban y Tatako se la pasaba diciendo que era hermosa y que debería de dejar crecer mi pelo, Tatako, Sora y Yo siempre salíamos a las tiendas, puesto que nos encantaba comprar, me encantaba ser la líder, me encantaba ser la reina de la escuela, me encantaba ser una muñeca, me encantaba ser Ino Yamanaka.

Fin Ino P.O.V.

“Aunque no haya esperanza…”

- Ino… - susurro Naruto mientras veía una foto de la rubia.
- Naruto… - susurro Hinata con una panza enorme.
- ¿Si? – pregunto caminando hacia Hinata.
- El bebe pateo. – comento Hinata con una sonrisa.
- ¿Puedo? – pregunto Naruto poniendo sus mano con argolla de casamiento en la panza de su esposa. – Que maravilla.
- Sabes es Niña, estoy pensando en ponerle Ino, que te parece? – pregunto con una sonrisa mientras agarraba la mano de Naruto.
- Me parece estupendo.

“Siempre hay un soporte…”

- Ya han pasado tres meses… - susurro Tenten frente a una lapida – la extraño
- Ella esta mejor ahora… - susurro Sai a su espalda.
- Te amo Sai – confeso Tenten mientras lloraba desconsolada en su hombro.

“Siempre hay un romance…”

- La extraño Sasuke – dijo Sakura mientras Sasuke le besaba el cuello
- Todos la extrañamos, pero ella de seguro esta feliz y quiere que nosotros seamos felices, recuerda que ahora somos una pareja oficial.
- Ya no hay que escondernos – completo Sakura dejándose llevar por el impulso de las hormonas

“Siempre hay un Nuevo Comienzo.”

- Y luego Rocky llego y comenzó a besarme, ¿lo puedes creer? – comento Sora sorprendida mientras daba un sorbo a su café
- ¿Que bárbaro y te dejaste? – pregunto Ino confundida.
- Por supuesto que… - comenzó Sora. – Si
- ¡Ahí Dios! – comento Tatako mientras sonreía.
- PARECE QUE ALGUIEN ESTA E-N-A-M-O-R-A-D-A! – Grito Ino mientras reía seguida de Tatako y Sora.
avatar
Blair Waldorf
Admin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 20/03/2009
Edad : 27

Ver perfil de usuario http://codegeassfc.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.